5 tips de alimentación para un corazón más fuerte

5 tips de alimentación para un corazón más fuerte


Las enfermedades cardiovasculares son prevenibles en su gran mayoría y mucha de esa prevención se puede hacer a través de la buena alimentación. ¿Cómo tenemos un corazón más fuerte? Pues con alimentos que nos ayuden a tener una buena circulación y con la reducción del consumo de grasas saturadas.  A continuación, te dejamos 5 tips que te ayudarán en tu día a día, a tener un corazón sano y fuerte:

 

  1. Más frutas y verduras. Asegúrate de que en tus comidas, siempre incluyas una porción de frutas y verduras.  De a poco, aumenta el tamaño de esas porciones.  Encuentra las que más te gusten para que disfrutes de tus alimentos.  Recuerda que la ensalada puede ser tu plato principal y no solo un acompañamiento.
  2. Elige granos integrales: Estos permiten la regulación de la presión arterial y la salud del corazón, por lo que si no puedes dejar de lado el arroz, puedes cocinar arroz integral, avena, quinoa, etc.
  3. Elige “buenas grasas” para cocinar y para comer. Las grasas monoinsaturadas como el aceite de oliva o de canola y las grasas poliinsaturadas, que se encuentran en determinados pescados, aguacate, los frutos secos y las semillas, también son buenas opciones para una alimentación saludable para el corazón. Cuando se usan en lugar de la grasa saturada, las grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas pueden ayudar a reducir el nivel de colesterol total en sangre.
  4. Ten cuidado con la cantidad de sal que consumes al día. Consumir demasiada sal puede causar presión arterial alta, un factor de riesgo para enfermedades cardíacas.
  5. Existen proteínas que pueden ser altas en grasas, por lo que busca opciones magras o reemplazos.  Por ejemplo, pechugas de pollo sin piel,  hamburguesas de lentejas en lugar de hamburguesas de carne res, leche descremada en lugar de leche entera. 

 

Con estas ideas, no dejarás de comer delicioso a diario, pero sí tendrás un corazón más sano.  Si has sufrido o sufres una condición cardíaca, es importante que consultes a tu médico antes de cambiar tu dieta.