Cómo evitar lesiones en el trabajo

Cómo evitar lesiones en el trabajo


El objetivo de la ergonomía, es adaptar el espacio laboral a las necesidades del empleado, para que sus condiciones de trabajo sean óptimas, beneficien su productividad y no afecten su salud mental ni física. Para esto, se toma en cuenta las limitaciones y capacidades de la persona en cada espacio y se hace un análisis de cuáles son los requerimientos específicos para que el desempeño se realice de la mejor manera.

Asimismo, al tomar en cuenta estas variables, se reducen los riesgos laborales y aumenta la motivación en el trabajo.  Por eso, es importante buscar las maneras en las que se eviten los malos hábitos y las lesiones.

¿Cuáles son las posibles lesiones? El más común es el dolor de espalda por mala postura o causada por contractura en caso de un esfuerzo. También puede haber problema de cadera o rodilla por pasar mucho tiempo sentado, por cargas muy pesadas, daños en las muñecas por computadora o en la vista por largas jornadas.

Consejos para mejorar la postura:

Ajustar la mesa de trabajo

La altura de trabajo es sumamente importante, ya que garantiza que el empleado realice su labor en una posición corporal bien balanceada. Esta adaptación debe estar organizada de una forma eficaz, con suficiente espacio para moverse alrededor y cambiar de posición cada cierto tiempo.

Evitar estar un una misma posición durante mucho tiempo

Estar en la misma posición en largos periodos de tiempo puede degenerar en diversos trastornos.  Aquellas personas que están de pie durante su jornada laboral, deben tener una banco para poder poner un pie encima, y así relajar la zona lumbar.

Usar zapatos cómodos

Si se va a estar de pie mucho tiempo o caminando, se debe evitar ejercer demasiada presión sobre una sola parte del pie.  Al igual que en el caso de espacios de carga, se debe proteger los pies con calzado adecuado de punta dura que pueda evitar daños graves en caso de que algo pesado caiga. 

Equipo de protección para carga pesada

La empresa debe tener una disposición clara del peso máximo que debe tener la carga que una persona puede transportar, a la vez que un reglamento de las formas en las que lo debe hacer de manera segura.  Con faja, espalda recta, con las rodillas flexionadas.

Invertir en ergonomía es importante, ya que reduce el ausentismo laboral y mejora el desempeño de cada persona, así como su salud y bienestar.