La salud mental y la falta de balance en la vida laboral y familiar

La salud mental y la falta de balance en la vida laboral y familiar


En la sociedad actual, se ha encontrado que cuando no existen límites en el tiempo que dedicamos al trabajo, las personas empiezan a sentirse deprimidas, agotadas y pierden el sentido de la vida, con consecuencias graves para la salud física y mental y finalmente para el lugar de trabajo, ya que en el momento en que el estrés aumenta, la productividad disminuye.

Cuando existe un balance entre el tiempo que dedicamos al trabajo y a la vida privada, las personas se sienten más satisfechas con su vida, sufren de menos ansiedad y logran conseguir los objetivos que se proponen.  Adicionalmente, habrá menos bajas por enfermedad y menos rotación de personal, lo cual, para la empresa, es beneficioso.

¿Cómo lograr un balance?

  • Tener objetivos manejables diariamente en el trabajo.
  • Ser eficiente con el tiempo.  Si estás en medio de un gran proyecto, divídelo en tareas para ir cumpliendo con el avance en el tiempo estimado.
  • Pedir y ofrecer flexibilidad en las horas de trabajo.  No todos somos productivos en el mismo horario.
  • Tomar descansos durante el día.
  • Perdonar nuestros propios errores.  Debemos ser conscientes de que es posible cometer errores, pero la forma en que los afrontamos es lo que nos hace mejores personas.
  • En casa, procura compartir las tareas del hogar.  Una sola persona no puede recargarse de todo.
  • Haz tiempo para reunirte con amigos.  Crear relaciones sólidas en el tiempo, ayudan a tener una mejor salud mental.
  • Descansa lo suficiente, desconéctate de computadoras, tablets y celulares.  
  • Si sientes que constantemente tienes más responsabilidades de las que puedes cumplir, busca ayuda.

Cada vez más, la salud mental va dejando de ser un tabú y grandes líderes mundiales comparten sus luchas para lograr el balance en sus vidas.  Muchos, han pasado por enfermedades graves que los han llevado a replantearse sus vidas y dar más espacio al deporte y familia.  Lo que vemos que se repite es que si dejamos que el trabajo absorba nuestra vida, la motivación por seguir haciendo lo que antes nos apasionaba va a dejar de existir.  Así que es momento de replantear el tiempo que damos a cada aspecto de nuestra vida, ya que solo tenemos una.